Article

Crónica: Dcode 2015

dcodeniño

No fue un Dcode más, eso está claro.

Con apertura a las 11:30 y música desde las 12h el festival madrileño montó una auténtica fiesta en la que pasar el día. Por allí pudimos ver desde quinceañeros a familias completas con los más peques.

Después de leer críticas de la prensa con el tema de las acreditaciones contar que a nosotros si que nos dieron, de redactor y de foto, pero también nos llegaron 4 mails más de rechazo de las mismas. Al final nos dejaron entrar sin problemas. Un poco caos y recordar a los festivales que si no es por las webs nadie les haría promo.

Nada más llegar (nos tiramos el día entero) nos sorprendió encontrarnos a tanta gente. Estas cosas se llenan bien entrada la tarde pero no fue el caso y ya en el concierto de Wolf Alice no cabía un alma en el Escenario Tentaciones. Mucho público para esta banda que aprovechó para anunciar su vuelta a España en Febrero. Seguro que lo vuelven a llenar, de eso no hay duda.dcodewolf

Al terminar este concierto y mientras los Parrots hacían de las suyas sobre el escenario nos fuimos a dar la vuelta de reconocimiento al festival:

Barras en el perímetro, un par de actividades de patrocinadores, un mercadillo bastante caro, unos foodtrucks, un puesto de mojitos… vale, lo normal. Lo que no es normal es que encima de ser el festival con la entrada más cara pongan el litro de cerveza o kalimotxo a 9 eurazos, copas en un vaso tan pequeño que al ponerle un hielo (no entraba otro) casi no puedas meter líquido, hamburguesas a 8-9 euros, tokens a 3 euros, pizzas que no son mucho más grande que una tortita… fue un atraco perfecto que diría Vetusta Morla. Ni un triste 2×1 en cerveza a determinadas horas como el resto de festivales. Que no se piensen los festivales que a este precio van a hacer más dinero porque las barras del Escenario Tentaciones permanecieron desiertas casi todo el día y el resto no había prácticamente cola para pedir. Nos gusta la música, nos gusta divertirnos y perder el control durante un día pero no somos gilipollas.

Sin ganas de pagar por lo que nos pareció una canallada aprovechamos nuestras pulseras de prensa para salir del recinto o entrar en la zona de prensa para poder beber algo sin tener que pedir un préstamo, cosa que no podía hacer el resto del público porque la entrada no da derecho a salir del recinto. Hay muchas cosas que pulir en el Dcode y son fallos que van repitiendo año tras año aun teniendo la experiencia que tiene Livenation.dcodegoldlake

Volvemos a la música, teníamos nuestras expectativas puestas en Gold Lake. La hora, las 15h, no era la mejor pero allí estuvimos con público de lujo como Julián López o Juan y Eva de Amaral. Un concierto muy intenso que nos encantó y tuvimos la suerte de repetir en el escenario Heineken debido a problemas de Hinds con su vuelo que hizo mover un poco los horarios.

 

Ahí volvió a fallar el Dcode. Cambios repentinos en el planning y sin anunciarlos más que por redes sociales teniendo un pantallote de leds junto a los escenarios. Un poco perdidos pasamos por Flo Morrissey, la nueva Lana Del Rey que no logró engancharnos, quizás no fuera el lugar pese a su tremenda voz, pero el querer hacerlo tan íntimo provocó que se escucharadcodeflo más el otro escenario que funcionaba a esa hora que a la propia Flo.

Neuman congregó a muchísima gentey eso que aunque el día amaneció entre nubes a la hora de su actuación el sol pegaba y bien. Paco no se andó con tonterías y tocó los temas que el público quería escuchar. Podrían aprender muchos grupos que van a festivales.

Nosotros que ya habíamos visto antes a los grupos que componían el cartel teníamos especial interés e ilusión por una banda que nunca habíamos visto y que estaba en nuestras cuentas pendientes. Por fin disfrutamos de The Unfinished Sympathy y por lo visto no éramos los únicos que les teníamos ganas. Gente que se sabía cada uno de sus temas celebraron la vuelta del grupo extinto (de verano) como ellos se describieron. Spin In The Rye fue una auténtica fiesta.

Ya calientes nos daba igual lo que nos echasen. L.A. ocupó el puesto de Sam Smith, que canceló pocas horas antes de tocar para luego aparecer 24 horas después en Berlín cantando como si nada (mal por todos los implicados) siendo la cancelación más celebrada de un cabeza de cartel en un festival, y aprovechó la ocasión saliendo a jugar con todo. Un comienzo de locos con Stop The Clocks o Crystal Clear hizo las delicias para luego, como viene siendo habitual en los mallorquines ir dando una de cal y una de arena hasta llegar a Hands y Outsider. Lo que pudo ser un 10  y se quedó en un 7.

Algo parecido les pasó a Izal. Pudo ser más grande que el Palacio de Deportes pero no quisieron. Demasiados temas de su inminente próximo disco que el público no conocía hicieron que se fuera apagando un show que empezó con una potencia y una fuerza que hacía presagiar algo grande pero que se fue diluyendo hasta que acabaron con Qué Bien y La Muer De Verde.dcodeneuman

No es que nadie aprovechase para dar un concierto de libro. The Vaccines y sobre todo Supersubmarina supieron jugar bien su partido y fueron de lo mejor de la noche.

De Foals hemos leído de todo. Fue un conciertazo, faltó algo…? El caso es que ni por Foals ni por
Suede, que no hicieron malos shows, dio la impresión que la gente pagó su entrada.

Antes de acabar por enésima vez con Crystal Fighters, y no será la última, quisimos desfogarnos con Daniless a la cabeza de Independance Djs. Hit tras hit como es habitual y el único error de no ponerles como cierre del festival.

Al final hubo de todo, alegrías y decepciones, enfados y reconciliaciones… pues eso, un buen festival, una buena fiesta y andando a casa porque coger un taxi o un bus a esas horas con la cantidad de gente saliendo a la vez era imposible.

dcodeunfinished

173 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail