Article

Crítica: Love Of Lesbian – La Noche Eterna, Los Días No Vividos


La idea de un disco doble nos chirriaba un poco. La aceptamos en el momento en el que escuchamos y degustamos agusto los primeros adelantos. Pensando que si esas seis canciones formaban parte de un ente mayor, doble en este caso, quizá éramos nosotros los raritos al pensar que por el formato el nuevo disco de Love of Lesbian, el séptimo ya, no funcionaría.

Pues bien, al final el disco doble ha resultado ser eso, un disco doble que se reparte dieciocho canciones en dos bloques: diez para La Noche Eterna y ocho para Los Días No VividosNos hemos querido poner algo quisquillosos pensando que si hubiesen prescindido de dos de esas canciones y este trabajo lo formasen dieciséis, sí hubieran entrado todas en un mismo cd. Pero es solo eso, que queremos sacarle una mínima puntilla a este trabajo.

Si ya considerábamos 1999 como el mejor disco de la banda, hemos de admitir que estábamos equivocados. Que tan sólo era el preludio para este colofón final. El disco que les abrió las puertas de la madured, de sus letras y de su público. Y en este La Noche Eterna, Los Días No VividosSanti Balmes se corona y se aúpa el solo en el mundo lírico superándose una vez más como letrista.

La Noche Eterna, Los Días No Vividos habla de dos momentos bien diferenciados en la franja horaria. Diez canciones de esa noche frente a ocho de ese día. Y es que durante el último año,  tras el arrollador 1999, los componentes de Lol han cambiado considerablemente de vida, llevándoles a eso, a experimentar y vivir más la noche, (trabajando, eso sí) que la propia luz del día. Vivir, crear y obrar por la noche y acostarse de madrugada, cuando el resto del mundo empieza a abrir los ojos. Cuando no hay nadie por las calles. Por eso, quizá, el primer corte del segundo disco se llame así: Nadie por las calles.

La Noche Eterna:

La noche eterna empieza tenue, suave. Como de puntillas para no molestar a nadie. Que va In crescendo hasta estallar en un éxtasis de melodías desemfrenadas. Ocho minutos de canción que en ningún momento se hacen pesados. Este es el disco de luces, colores, sonrisas, diversión y hasta de excesos. El disco de Los seres únicos y de Si tu me dices Ben, yo digo Affleck, pero también del desenfrenado Pizzigatos que nos provoca unas ganas inmensas de saltar a bailar; o de 667, con un piano adictivo. Todos estos cortes con letras chispeantes de ficciones (o ciencia-ficciones) imposibles.

Orden de desahucio en mí menor es un corte instrumental, muy de banda sonora con música de fondo y el audio de una televisión, a veces protagonista, a veces secundaria. El disco lo cierra Oniria e Insomia. Una historia épica, de amor visceral. También en in crescendo, donde se trata a los dos conceptos como personajes. Un final perfecto para este primer disco que deja buen sabor de boca, con curiosidad de poner el siguiente disco en el reproductor, pero buen final al fin y al cabo, de disco cerrado, de círculo que se cierra.

Los Días No Vividos: 

Nadie por las calles es la encargada de poner la luz del día en este momento del disco. Un corte de música alegre, optimista. Para esos que se despiertan y se disponen a empezar su día desde horas tempranas y como no, para esos que han vivido de noche y no saben bien si irse a dormir ya o si seguir despiertos en alguna historia más. No en balde dicen eso de Tan sólo un OpenCor abierto.

Le sigue la aditiva El hambre invisible y que en directo se está convirtiendo en una de las canciones más aclamadas. Pero mención especial merece Wio, antenas y pijamas. ya lo dijimos en su día cuando escuchamos el adelanto, pero una vez habiendo degustado el disco al completo, estamos en la firme convicción de que Wio es la mejor canción de este trabajo de Love of Lesbian.

Si Salimos de esta es un canto a la esperanza, el corte político del disco y que describe a la perfección la situación que estamos atravesando actualmente.  ¿Saldremos de verdad de esta? Y aguardaremos en la fila donde cambian la ansiedad por ciclos de suerte más normal. 

Cierra este ente doble Los toros en la Wii (Fantástico), de nuevo con desenfrenos, letras hilarantes y ganas de bailar. Será que se están preparando para empezar de nuevo esa gran Noche eterna.

*Lee aquí las críticas de las canciones de los primeros adelantos [1] y [2]
*Este disco ha sido producido por  Ricky Falkner, que podemos considerar
un lesbiano más ya.
242 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail