Article

Fuel Fandango arrasa en Madrid

 

Había mucha expectación por ver en directo a Fuel Fandango, grupo que ha conseguido uno de los mejores debuts desde hace muchísimo tiempo y que fusiona mil estilos diferentes en sus canciones. Desde soul, flamenco, funk o dance. ¿Funcionarían esas canciones de base electrónica sobre el escenario? ¿Habría muchos cambios del disco al directo? ¿Ellos tres solos, Nita, Ale Acosta y Carlos Sosa llenarían solos un escenario como el de la Joy?
Puntales a la cita, se apagaron las luces y empezó a sonar una intro de corte electrónico que combinaba a la perfección en el tempo con el juego de luces que había sobre el escenario. Desde esa misma intro ya intuímos que teníamos una gran noche por delante. Brazil fue la elegida para que todos los asistentes mantuvieran durante prácticamente todo el concierto los brazos en alto.
El escenario de negro impoluto estaba decorado elegante, como ellos, con multitud de rosas rojasen los micrófonos y sobre el escenario… Ahí encontramos una vez más la dualidad de Fuel Fandango, el rojo y el negro, la pasión y la sencillez. Ella el rojo, el arte y el nervio; y él la madurez y la sobriedad, el negro. Mezcla perfecta que está haciendo que este dúo lo tenga todo para convertirse en uno de los grupos más llamativos y respetados de este país.
No Sense, con su respectiva parte I y parte II fueron las siguientes en el repertorio pero la fantásticaUh Uh o incluso el single, Talking hicieron que Nita bailara y desplegara con gracia todo el arte que lleva dentro gesticulando en todas las canciones. Pese a que Ale parecía un multinstrumentistaen directo (guitarra, teclados, mac), Nita llenaba ella sóla el escenario. A veces se le escapaba la vena flamenca en algunos de sus bailes y como no, nos dejó alucinados con su movimiento de muñeca con el abanico en alto.Como bien nos preguntábamos al principio, teníamos dudas de si ellos tres solos podrían llenar un escenario como el de Joy. Creíamos que eran necesarios más músicos y más instrumentos sobre el escenario pero estábamos confundidos. Sólo la contundencia de Carlos Sosa a la batería, y el temperamente tanto de Ale como de Nita hacía que creyéramos que había una banda completa y no solo tres músicos sobre el escenario. ¡Y vaya tres músicos!

Nos pusimos tiernos con Lifetime pero uno de los mejores momentos se vivió con The Engine, donde el piano inicial nos puso los pelos de punta e hizo que todo el público coreara el estribillo. Monkey, pese a quizá ser una de las más flojas del disco, resultó ser uno de los más potentes del directo.Driving Fast, perteneciente a su ep, fue el momento para el recuerdo y que a muchos de los asistentes dejó algo fríos.

Shiny Soul, canción con la que se dieron a conocer, junto a The Engine fue lo mejor de la noche. El dúo invito a bailar y el respetable cumplió. Y Just, la ultima canción antes del bis final, arrancó mil sonrisas a los asistentes cuando Nita tiró confeti en forma de corazón sobre el público. No pasaron ni cinco minutos cuando el trío volvió a salir al cescenario para despedirse esta vez de verdad y convertir a la Joy Eslava en una macro discoteca con Always Searching.

 

Mañana mismo, 14 de junio,  reeditan su disco con una multinacional así que corre a tu punto de venta preferido y elige el disco de Fuel Fandango. ¿Tiene alguna sorpresa? Las canciones son las mismas pero el arte del disco tiene un diseño nuevo.

195 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail