Get Adobe Flash player

Menu del día

Tras haber estado saturando las redes sociales durante semanas para anunciar la cita, L.A. se plantaron en la madrileña sala Joy Eslava para presentar su nuevo trabajo, Dualize, el sexto ya, un disco entre medias de los dos anteriores, musicalmente hablando.
Y la insistencia del grupo de Mallorca no fue para menos ya que probablemente estuvimos ante su mejor concierto hasta la fecha. Pero vamos a empezar por el principio:
A las 20.30 salió a escena David T. Ginzo de Tuya con una guitarra como acompañamiento. Nada más. ¿Un tío con capucha y una guitarra de telonero en Joy con todas las entradas vendidas? Prejuicios fuera tras escuchar los primeros acordes, David se metió al público en el bolsillo desde el principio, y cuando nos quisimos dar cuenta estaba finalizando su actuación para dejar paso a los verdaderos protagonistas de la sala cuyos instrumentos ya estaban preparados desde un primer momento.
Luis Albert y los suyos salieron pasadas las 21.30 arrollando ante una sala con las entradas agotadas. Era el día para disfrutar. Y lo hicieron… y lo hicimos. Hacía una semana de su triunfo en el Festival SOS 4.8 de Murcia y esta vez había 1000 personas sólo por ellos.
Sonaba Dualize para empezar un show que no daba lugar a la calma. Y es que en el primer tramo sonaron temas como Under Radar, Perfect Combination, Close To You, Over And Over, Older… y así hasta llegar a la ponente y coreada Crystal Clear. Luis Albert en ese momento se dirigió al público diciendo “vamos a relajarnos un poco porque sino…”, y se centraron en temas más lentos de su tercer disco, y no por ello fue un bajón en la actuación, que se mantuvo arriba en todo momento.
El grupo habla de Dualize como su mejor disco pero la gente sigue identificándose mucho más con el Heavenly Hell, un album que ha hecho de L.A. lo que hoy es en la actualidad, una de las mejores bandas en directo de España. Toda la gente disfrutaba de los nuevos temas pero los del cuarto LP además se coreaban. Hands, primer single del grupo, fue la gran muestra de ello. Antes habían sonado Oh Why y Mirrorball, que describen perfectamente hacia donde se dirige L.A..
Microphones & Medicines dejó paso a los bises donde Luis A. Segura se quedó a solas delante de su entregado público para interpretar Elisabeth en una versión acústica que hace que llegues a casa y te entren ganas de ponerte en Spotify la version “naked” del Heavenly Hell. Lo mismo comenzó a hacer con Stop The Clocks mientras la banda se fue uniendo para acabar poniendo ese toque rockero del cuarteto y salir de escena en lo que parecía el final del concierto.
Pero aun quedaban balas en la recámara para agradecer el entusiasmo de la gente y la atmósfera creada que hará que se recuerde este show por mucho tiempo como “El concierto de L.A.”. Las casi olvidadas Leading Role y So Dramatic dejaron paso al apoteósico final con la canción “más L.A.” de Dualize, Outsider.
Acaba un concierto así, se cierra el telón y piensas, ¿cuándo vuelven estos tíos a tocar por aquí? Pues estamos de suerte, este verano estarán en festivales como el Sonorama o el BBK Live.

Setlist
1.Dualize
2.Under Radar
3.Perfect Combination
4.Close To You
5.Over and Over
6.Older
7.Wire
8.Crystal Clear
9.Oh, Why?
10.Mirrorball
11.In the Meadow
12.Rebel
13.Hands
14.Mics
15.Elizabeth
16.Stop the Clocks
17.Leading Role
18.Drama
19. Outsider